martes, 28 de abril de 2009

La influenza, o de cómo hay malas influencias….

El viernes en el DF nos despertamos con un decreto y con la gente en las calles con tapaboca, mi no entender, iba en la bici rumbo a la oficina y pensaba que había contingencia ambiental, pero al llegar pues que no, que lo que hay es contingencia sanitaria por que hay influenza porcina, oiiiiinkkkkk!!!!


Las primeras horas del viernes eran de mofa o de declaraciones aberrantes, tipo obradorcitos, “un complot de la derecha para practicar el control masivo”, así que no muy caso le hacíamos a las declaraciones de emergencia; la gente por la calle con el tapabocas iba en aumento, unos bien puesto, los más, como una collarcito raro más en el cuello, eso sí, con tapabocas.

Y lo inevitable, ha informarse, una vez vistas las cosas y causas, las posibles consecuencias y el sentido de la alerta, la cosa la comenzamos a tomar más en serio, pero aún quedaba la duda, frente a un gobierno de dudosa procedencia y ninguna calidad ética, cómo le iban a creer los ciudadanos…


El sábado el tapabocas era ya casi una normalidad, la enorme mayoría lo traía puesto, el ejército en las calles repartiendo, los novios tomados todavía de la mano, los chamacos aburridos sin clases, de por sí ya los sábados son aburridos para muchos de ellos, y yo dando el rondín en la bici para hacer fotos e informarme más….

Pero quiso el destino que me encontrara a unos amigos sevillanos recién aterrizados en el DF, ya con tapabocas, pero con plan cantinero, así que a darle gusto al gusto y a la desobediencia inconsciente, o como diría mi abuela, haciéndome el malcriado, así que las bromas y los tragos, la ifluenza y las medidas adoptadas eran la platica.

El sábado fue de juerga, y las calles llenas de tapabocas con personas, una niña que vende chicles en el Salón Corono nos dice, cuando le comentamos que debía ponerse el tapabocas que le colgaba en el cuello: pues tengo que usarlo por que me costo $3.50, ni modo que no lo use, nosotros nos dijimos que un buen número de ciudadanos estaban con la misma idea, la cosa es usarlo, manque sea mal colocado o de plano como adorno por que lo compró.


Si, es cierto, el gobierno federal es incompetente, y yo creo que no es el momento de hacer grilla, sino de asumir responsabilidades frente a la crisis y hacer el justo balance, más adelante, dice un colega, yo pienso igual, sí es incompetente y los funcionarios a cada momento que salen en televisión para dizque informar, ni informan y se lo pasan justificándose y diciendo que hicieron lo mejor, de lo mejor, aún mejor que la OMS.

El sábado por la tarde y más, el domingo, los tapabocas, los gel antibacteriales y las toallitas húmedas, agotados en todos lados, y los que tenían en existencia, a sobre precio, la calidad humana de los mexicanos al orden del día; los comentarios seguían encontrados en el pueblo llano: es mentira del gobierno; de algo me voy a morir; es parte de un plan para ocultar las crisis económica; no me pasa nada peores enfermedades he padecido…


El domingo de plano la cosa ya estaba permeando en la gran mayoría de capitalinos que evitaron salir a los espacios públicos, el centro de la ciudad casi vacío, sin misas, sin público para el fútbol, muchos tianguistas no salieron a vender, los puestos de carnitas vacíos: “ la culpa de todo no la tiene Yoko Ono ,sino Bebe, el cerdito valiente”. La paranoia y la desconfianza, que no te oigan o te vean toser por que todos te quedan viendo y se alejan…

Los diarios impresos vendieron la noticia como nota roja o amarilla, el sábado y el domingo los encabezados invitaban al pánico y la intolerancia, a la duda política y el terror mediático; ya el lunes se compusieron dando información, ahora sí, sirviendo para lo que es nuestro sueño guajiro, como medios de información. La mayoría sigue defendiendo posiciones políticas de clase, de grupo o de partido, pero algo informan al final los menos, los más, siguen apuntando al pánico y la morbosidad citadina y rural.


El gobierno federal sigue haciendo anuncios sin información, con justificaciones, como si no nos hubiéramos enterado de que son responsables por omisión e ineptitud, claro, un nuevo virus tiene de suyo el mérito, pero la ausencia de medidas preventivas en tiempo y forma, los planes de contingencia elaborados previamente, y la adecuada estrategia de información, son tan sólo algunos elementos que habrá que facturarles, porque sobra decir que han desmantelado la infraestructura y capacidades de investigación y aplicación de ciencia médica.

En el colmo, el gobierno del DF publica una inserción pagada en La Jornada convocando a la comunidad científica para elaborar un plan de contingencia ¿democracia o vacío?, lo único que me dice es que no hay nada por parte de los gobiernos, sólo seguir las recomendaciones de prevención y atención y rezarle a San Judas o al Santo Niño de Atocha.

Y llegamos al lunes, la suspensión de clases provoca una ciudad como en semana santa, cierto vacío en las calles, sólo se respira una falta de agresividad del chilango, tan característica en el metro o por la calle, ahora nadie quiere entrar en conflicto con nadie, no vaya a ser que le escupa o lo toque y tenga influenza, la gente es hasta amable.


Y por si fuera poco, tiembla por la mañana, 5.7 grados se mueve la tierra y en el imaginario: el fin del mundo; el castigo divino; la ley de Morphy, si se puede poner peor, se va a poner peor…La gente salió a las calles con el movimiento de tierra y con tapabocas, y entonces la cosa se puso medio densa, por que si le sumas: crisis económica más crisis de salud más temblor, igual a paranoia o filosofía del fin del mundo.


Lunes, me encierro a disfrutar del amor, la masturbación mental, informarme a fondo, una buena comida casera, a escuchar a los “especialistas” y a los burócratas de gobierno que dicen: pasamos de la fase 3 a la 4, como lo indica la OMS…y a pregunta expresa de una periodista, nunca dice el secretario de salud, en qué carajo consiste eso, repite lo de todos los días, quesque actuaron con prontitud, que ellos sí son responsables, si lo hicieron bien, a estas alturas no les cree nadie manque lo hayan hecho bien, si fuera el caso, pero nada de qué coños es eso de pasar de la fase 3 a la 4, o sea, siguen sin informar, sólo dan la cara como si fueran tan lindos el secretarios del trabajo, la de relaciones exteriores y el de salud, que el sólo verles la cara ya da una sensación de descompostura…la fase 4 no es más que declarar riesgo de pandemia a nivel mundial.


La ciudad como en viernes santo, poco trafico y menos gente por las calles, el ambiente que se respira es de preocupación; los mercenarios siguen escondiendo y aumentando precios de los productos recomendados por la Secretaria de Salud y la OMS; los médicos particulares llenos de clientes, sí, clientes, a quienes les recetan cosas que no le hacen nada al virus de la influenza porcina, por que siguen recetando para influenza aviar.

Martes, mis amigos en facebook dicen de todo, los que no les importa, los que mandan información, los que se solidarizan, los que dicen barbaridades y los que no dicen nada; el gobierno local decide cerrar los restaurantes, hay más muertes en DF, 3 comprobados con influenza, yo a ratos me acojono, a ratos lo tomo con la justa serenidad, hay que hacer los mismos cuidados que con la gripe estacional, nomás que evitando contacto masivo, comer en casa y esas cosas, cuidarse ya que no hay más quien cuide de nosotros. La ciudad de a poco se va quedando paralizada, será que cierren el sistema de transporte público?


Chale, lo peor es que no hay ningún lugar lejos a donde irse; ahora sí, los chilango semos como marranos apestados, uno viles cochis, pero como buenos cochis, yo creo que si vamos a pasar por otra más, dura, pero la vamos a pasar…


Martes medio día, en mi oficina no va a venir nadie hasta nuevo aviso, me tendré que arriesgar y hacer lo que me gusta, documentar el momento…Martes a medio día, saber qué va a pasar pero no se ve bien, como decía Ricardo Castillo: la vida es una broma que ya me está poniendo nervioso….

Y como si fuera signo de los tiempos, que me encuentro el diablito roto tirado en la calle...






lunes, 20 de abril de 2009

De lo que dicen los muros...

Espectacular clausura

Hay de adicciones a adicciones

Verdad en Morelos y todos los estados del país

Adivina, cuál es la mera frase chida...

martes, 7 de abril de 2009

Mirarían el futuro imperfecto?....

Dicen que las niñas y los niños son el futuro, ¿y a ellas, el futuro es lo que las hace mirar de ésta forma?