miércoles, 26 de diciembre de 2012

Buen inicio de Bak´tun14

Y bueno, ya casi se termina un año, otro año que se suma a la larga caminata por la vida, al paso ajetreado  al sinuoso camino, al arcoris, resta despedirlo. Hace exactamente un año que decidió mi inconsciente hablar por el consciente ( se atrevió a lo que mi consciente le daba vueltas) y mandar todo a la mierda,  decisión que si bien no fue en su forma la mejor, sí fue la mejor decisión; ahora desde este lugar donde me encuentro, debo agradecer a la vida, a la familia, mi otra familia, las amigas y amigos, que han hecho de este año una maravilla, un viaje inigualable, un encuentro y reencuentro con mis pasiones más vitales, mis gustos más profundos y mis busquedas incansables.

Logradas casi todas las cosas que me propuse, cierro el año con el corazón contento, con el chul´el retomado y con toda la emoción que me provoca la incertidumbre de un nuevo año, un nuevo ciclo, una nueva etapa, la alegría de saberme más y de saborearme mejor. Sólo lamento dos perdidas en éste 2012, una perdida irreparable, mi hermano que me mostró unos lado del mundo y lo humano que nadie más pudo, y en buena medida por quien el gusto por el rock me llevó a muchos encuentros musicales y vivenciales; la otra perdida, nuestro querido Chenek que lamentablemente se perdió y que deseamos, Camilo y yo, de todo corazón haya encontrado una familia igual de amorosa que la que tuvo en nosotros.

A toda mi gente hermosa, sólo puedo agradecerles y bendecirles, estoy seguro que éste Bak´tun 14 será de mucha energía, ¿qué pasiones me depara el camino? todas las que puedan caber en este cuerpo finito y limitado. A todas gracias, a todos gracias ¡¡¡¡¡y que se haga la luz!!!!



  
Breve descripción de mi persona - El Cuarteto de Nos (click para escuchar canción)







Crul, crul word - Erza Fruman (clik para escuchar la canción)









Cómo será pregunto.
Cómo será tocarte a mi costado.
Ando de loco por el aire
que ando que no ando.

Cómo será acostarme
en tu país de pechos tan lejano.
Ando de pobrecristo a tu recuerdo
clavado, reclavado.

Será ya como sea.
Tal vez me estalle el cuerpo todo lo que he
esperado.
Me comerás entonces dulcemente
pedazo por pedazo.

Seré lo que debiera.
Tu pie. Tu mano.

Juan Gelman

martes, 18 de diciembre de 2012

La asamblea del mundo será un niño reunido o Cartas de navegación 15





Carta

te escribo en una hojita de papel
caída del cuaderno del hijo
con una baca un burro
sumas restas

esta carta que enviaré jamás
tiene delicias y tristezas
y cuando la leías
te ponías muy dulce

porque yo no escribía nada
pero cantaban los pájaros
azules de la izquierda

volaban a tu sombra y callaban
con los ojos abiertos
como memorias en la noche

Juan Gelman




A mí me han hecho los hombres que andan bajo 

A mí me han hecho los hombres que andan bajo
el cielo del mundo
buscan el brillo de la madrugada
cuidan la vida como un fuego.
 
Me han enseñado a defender la luz que canta conmovida
me han traído una esperanza que no basta soñar
y por esa esperanza conozco a mis hermanos.
 
Entonces río contemplando mi apellido, mi rostro en
el espejo
yo sé que no me pertenecen
en ellos ustedes agitan un pañuelo
alargan una mano por la que no estoy solo.
 
En ustedes mi muerte termina de morir.
Años futuros que habremos preparado
conservarán mi dulce creencia en la ternura,
la asamblea del mundo será un niño reunido.

Juan Gelman


Sentado al borde de una silla desfondada

Sentado al borde de una silla desfondada,
mareado, enfermo, casi vivo,
escribo versos previamente llorados
por la ciudad donde nací.
Hay que atraparlos, también aquí
nacieron hijos dulces míos
que entre tanto castigo te endulzan bellamente.
Hay que aprender a resistir.
Ni a irse ni a quedarse,
a resistir,
aunque es seguro
que habrá más penas y olvido.

Juan Gelman

La ley del uno - Macaco (da clik para escuchar canción)


lunes, 3 de diciembre de 2012

Si tienes alas vuela!...sino imagina

Recopilación de ideas para ser parte de la primera edición artesanal de la imagen imaginada:



Si te contara - Alejandro del Prado (da click aquí para escuchar la canción)
  
Tengo entre mis palmas un fueguito milenario que espera ser hoguera

Si tienes alas vuela! sino, imagina

Tu tan luna y yo tan sol, nos vemos en el próximo eclipse!

Asaltemos la noche, seamos un sueño!

Yo tan pausado y tu sin comas

Yo tan ido y tu que no vienes

Sueño mucho, duermo poco...con razón no logro terminar nada

Hoy desperté extrañándote y me siento extraño


Si me dices que te espere yo te espero, pero si me dices que aguante, ahí si quién sabe

Se solicita amiga con nave para esta noche, bueno, sino tiene nave no importa, pero sí para esta noche

A veces me asalta la nostalgia, me traiciona el pensamiento y corre tras un recuerdo

Has caso a tu intuición, nunca se equivoca, en cambio la razón comete el error de hacerlo todo razonable.

Libre de toda lisonja, liba

Soy gota que busca su océano.


Quiero asirme a tus pechos y alimentar mis expectativas fálicas

Esta tempestad que se aglutina, sólo es aviso de la calma que vendrá tras la tormenta

Soy un toro tempestad, buscando su desierto para que florezca como selva

Soy una biznaga que se soñó orquídea

¡Vida, píntame de colores en este monitor de blanco y negro!

El fuego interno quiere iluminar, no quemarnos…


Tengo un cuerpo-territorio que no conoce fronteras, ni pide pasaporte para hacer el amor.

La verdad, casi nunca es agradable, pero nos enseña a ver la belleza de la vida.

Pasé de la visión idílica del alcohol, a la aversión etílica de mi yo.

Despierto, y compulsivamente en mi cabeza escribo cartas que nunca enviaré y no tendrán destinatario.

La ironía terrible de la modernidad, es que nacemos libres, y la mayoría, morimos esclavos….

Desesperadas por no perder la esperanza…andan

Antes vivía de noche, ahora vivo en sueños…

Ando arando mis andares


Trágate tu terquedad testaruda

Botella al mar: tanto amor para terminar desembarcando en el olvido

Yo con frío y tu tan ausente

¿Si el tiempo es circular, por qué tenemos pensamientos cuadrados?

Hay muchos motivos para vivir y sólo uno para morir: vivir

La felicidad como todo evento pasajero no puede ser búsqueda, sino transito, la paz interior y el autoconocimiento, proceso permanente.


Si has de salvar algo del naufragio, no será su amor, sino el amor propio.

En las cosas del desamor, un clavo no saca a otro clavo, sólo hace más profundo el agujero.

El hábitat de los sueños de la civilización, se ha convertido en la pesadilla de la naturaleza.

A lo mejor no sabemos escribir bien, pero menos sabemos aceptar una injusticia

La fidelidad de un perro es sorprendente, la de una persona es coyuntural.

Dicho popular: El que es porfiado mata venado o se muere por porfiado.

Oficio - Alejandro del Prado (da click aquí para escuchar la canción

PD: Las imágenes y los textos no están ordenados, son puro asunto aleatorio



lunes, 26 de noviembre de 2012

De aquí y de allá o el viaje es uno

"Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos." 
Fernando Pessoa


Si el detalle es lo que importa, detallaré el punto donde se fija mi mirada


Hay cierto placer en ver el movimiento del tiempo y del mundo


Las cadenas no siempre nos imponen un sentimiento de anclaje, en ocasiones emanan una cierta nostalgia de los trenes que se marchan


Si en algún lugar existe el cerrajero que haga la llave de tu corazón, pronto iría a buscarle


Lavo todos los días el rostro que miro al espejo, el que limpio refleja un otro yo


Esa distancia que no se recorre en kilómetros y no se puede surcar, se llama olvido


El corazón guarda recuerdos y sentimientos grandes, que en ocasiones necesitan una libreta para mejor resguardo


Há duas formas para viver a sua vida: 

Uma é acreditar que não existe milagre. 
A outra é acreditar que todas as coisas são um milagre.

Fernando Pessoa


Dont´ let me be misunderstood - NIna Simon (dale clik para escuchar la canción)

lunes, 19 de noviembre de 2012

Fractales cuánticos








Manifiesto fractal

Vivimos el desolado tiempo de la prosificación de la poesía.

La prosificación de la poesía –que cobra un fuerte impulso con la ‹antipoesía› de la década del sesenta del pasado siglo– es un fenómeno translingüístico, no disociado de la decadencia generalizada de la palabra en todos los órdenes de la vida social contemporánea: desde los problemas ortográficos y de lectocomprensión en la escuela primaria –paradójicamente, en una época tan abundante de pedagogos– hasta la indigencia expresiva y el imperio del anacoluto en la producción escrita de innumerables académicos y ‹profesionales de la lengua›. El desvalimiento de la palabra está sospechosamente acompañado de la hipnótica profusión de la imagen gráfica, del ícono, profusión de la que el ‹muñequerío› que puebla la www no es más que un ejemplo. No se necesita mucha agudeza para adivinar los fines de esta estrategia del poder: si se nos despoja de la palabra, se nos despoja a la vez de la capacidad de articular el pensamiento…

El hecho es que este estado de cosas ha llevado a la poesía hasta un límite sin precedentes: precisamente, el de la carencia de cualquier tipo de límite dentro del cual reconocer su identidad. No existe en este momento un arte más absolutamente falto de identidad que la poesía. Literalmente, cualquier cosa puede serlo; y naturalmente, no llegamos con esto ni siquiera a los deslavazados asertos del tipo «la poesía debe ser hecha por todos», o los alusivos a su supuesto deseo de revelación neumática, sino a una ley de la inexorable dialéctica: lo que puede ser cualquier cosa, no es nada. Hoy, quien tan sólo en la situación adecuada –sea una presentación literaria o un festival de ‹poesía›– lea un trozo tomado al azar de un pasquín de provincia, tiene las más altas probabilidades de ser aplaudido como poeta. Ni qué decir si modula lo leído martilleando sílabas torpemente repetidas con cierto dejo melancólico-arrabalero en boga, incluso entre numerosas representantes femeninas del gremio. Hemos oído hace unos años a un colega colombiano, invitado a un evento poético local, formular este fenómeno de la prosificación con una precisión insuperable: interrogado por el moderador sobre cómo procedía él para escribir sus poemas, respondió muy ingenuamente: «Muy sencillo: primero, escribo todo seguido, y después, lo parto…». Lo más preocupante no fue en verdad oír tamaño disparate, sino comprobar que la totalidad del público asistente (en el que abundaban conspicuos representantes de la poesía porteña y local) recibió la confesión como si el hombre hubiera dicho: «En Colombia llueve…» Tal es el grado de sordera reinante.

Ha llegado el momento de repensar la esencia rítmico-musical del verso.

«…el ritmo del verso es considerado sobre el mismo principio que el de la música o el canto. En todo verso se reconoce la presencia de un período rítmico equivalente al compás musical

No estamos diciendo que el verso ‹libre› –término que por supuesto no es antagónico de rítmico– como canon literario preponderante, relativamente joven en la historia de la humanidad, no pueda ser poesía; sí estamos diciendo que, frente a esa juventud, es saludable recordar que el verso métrico, aliterante y ‹musical›, unido al canto, al teatro, a la danza, a los rituales y las fórmulas encantatorias, se pierde en la noche de los tiempos… La relación congenial de música y poesía puede verse en ese momento tan particular de confluencia que es el Lied (Schubert, Schumann, Brahms, H. Wolf, etc.) con singular claridad. La degradación generalizada de la palabra poética, por el contrario, hace estragos en el actual cancionero popular (y no precisamente en el folklórico…).
Allanando sin piedad la poesía con argumentos de falsa contemporaneidad, el siglo XX ‹poetizó› un importante caudal de su prosa literaria más representativa. Recuperemos ahora la magia, la función conjural de la palabra: repoeticemos nosotros la poesía.

En la disolución de la poesía como arte, otros dos hechos han desempeñado un papel fundamental: la abstrusa idea de que –a diferencia de la pintura o la música, por ejemplo– el arte poético no estaría constituido por un corpus de técnicas transmisibles y condicionantes, absolutamente necesarias para la creación, y el consecuente destierro de la poética al reino del olvido. El dominio técnico, que resulta obvio para el músico más espontaneísta, aunque no pueda siquiera leer una partitura, parece a la mayoría de los modernos ‹poetas› un imperativo demencial, o, al menos, el producto de una mente anacrónica e inclinada a cegar la inagotable Castalia de su inspiración.
El resurgimiento de la poesía es impensable sin la reformulación de una poética.

«La disposición de la palabra para la comunidad era aún enseñada y aprendida en el siglo XVII, puesto que el orden de la palabra era parte del orden del mundo. De allí surgió la importancia de la preceptiva, de la poética. Y así como la intimidad de la fe en nada era afectada por el aprendizaje del catecismo, en nada lo era tampoco la fuerza de la poesía por el aprendizaje de la poética. Percibir contradicciones en esto es propio de la modernidad desde el Sturm und Drang y elromanticismo
Para nosotros, que más acá de la modernidad padecemos eso que se ha dado en llamar «postmodernidad», el resurgimiento sólo puede adoptar la forma de un neoconstructivismo. Pues así como el hipertexto, lejos de ser sinónimo de caos –como quiere más de un profeta postmoderno–, sólo representa un orden distinto y superador, así también el nuevo arte ha de construir ordenando, y para eso debe aviarse de las mejores tradiciones del pasado. Esas tradiciones no se agotan en los grandes -ismos de los siglos XIX y XX: la coherencia arquitectónica de la cosmovisión barroca, por ejemplo  –por paradójica que esta afirmación pueda resultar–, tenga quizás más que ofrecer a nuestra mirada que la de cualquier otro período histórico.
En «Fractales» proponemos un trabajo con el ordenador, si no la más importante, seguramente la más versátil de las herramientas jamás poseída por el hombre. No somos cultores ciegos de «la máquina»…, pero negamos la falsa oposición hombre / máquina y despreciamos la ciencia-ficción que pregona la novela ominosa de su supuesto antagonismo. Dudamos del sentido en que se afirma que las máquinas dominarían el sentido: cuesta imaginar algo más opuesto al binarismo que el lenguaje humano (ni qué decir, si del poético se trata), pero fundamos el trabajo allí donde la herramienta se revela como más maravillosa: en el escrutinio, los paradigmas, las permutaciones, la celeridad y la memoria.
En «Fractales» proponemos un poema generativo, interactivo –permitiendo al lector-autor no especializado, no sólo comprender las formas, sino aun participar en la creación– y esencialmente plural, ya que cada unidad del poemario es varios poemas a la vez.
Con la seguridad que nos confiere esta delgada prenda de la hija de Minos –verdadero espíritu de la época–, entramos así en el laberinto, y no sólo endecasílabo…

Héctor A. Piccoli, Rosario, marzo de 2002

Dissect Me - Meira Asher (pincha acá para escuchar la canción)

martes, 13 de noviembre de 2012

Yo soy una violeta y un aliso...


"Estoy mirando, oyendo,
con la mitad del alma en el mar y la mitad del alma en la tierra,
y con las dos mitades del alma miro el mundo."

Pablo Neruda



En la Doliente Soledad del Domingo
Gioconda Belli

Aquí estoy,
desnuda,
sobre las sabanas solitarias
de esta cama donde te deseo.

Veo mi cuerpo,
liso y rosado en el espejo,
mi cuerpo
que fue ávido territorio de tus besos,
este cuerpo lleno de recuerdos
de tu desbordada pasión
sobre el que peleaste sudorosas batallas
en largas noches de quejidos y risas
y ruidos de mis cuevas interiores.

Veo mis pechos
que acomodabas sonriendo
en la palma de tu mano,
que apretabas como pájaros pequeños
en tus jaulas de cinco barrotes,
mientras una flor se me encendía
y paraba su dura corola
contra tu carne dulce.

Veo mis piernas,
largas y lentas conocedoras de tus caricias,
que giraban rápidas y nerviosas sobre sus goznes
para abrirte el sendero de la perdición
hacia mi mismo centro
y la suave vegetación del monte
donde urdiste sordos combates
coronados de gozo,
anunciados por descargas de fusilerías
y truenos primitivos.

Me veo y no me estoy viendo,
es un espejo de vos el que se extiende doliente
sobre esta soledad de domingo,
un espejo rosado,
un molde hueco buscando su otro hemisferio.

Llueve copiosamente
sobre mi cara
y solo pienso en tu lejano amor
mientras cobijo
con todas mis fuerzas,
la esperanza. 





Not that you´d even notice - Keaton Henson (pincha aquí para escuchar la canción)

"Sólo el ansia me vence. Pero avanzo
sin dudar, sobre abismos infinitos,
con la mano tendida: si no alcanzo
con la mano, ¡ya alcanzaré con gritos!
y sigo, siempre, en pie, y así, me lanzo
al mar, desde una fronda de apetitos."


Blas de Otero, 1950




Adiós pero conmigo
Pablo Neruda

Adiós, pero conmigo
serás, irás adentro
de una gota de sangre que circule en mis venas
o fuera, beso que me abrasa el rostro
o cinturón de fuego en mi cintura.
Dulce mía, recibe
el gran amor que salió de mi vida
y que en ti no encontraba territorio
como el explorador perdido
en las islas del pan y de la miel.
Yo te encontré después
de la tormenta,
la lluvia lavó el aire
y en el agua
tus dulces pies brillaron como peces.






La medicina - Real de Catorce (pincha aquí para escuchar la canción)

lunes, 5 de noviembre de 2012

El Hombre ahí, desnudo bajo la noche y frente al misterio...

"Quien con monstruos lucha, cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo un abismo, también éste mira dentro de ti." Friedrich Nietzsche




"El Hombre es lo que importa. El Hombre ahí, desnudo bajo la noche y frente al misterio, con su tragedia a cuestas, con su verdadera tragedia, con su única tragedia... la que surge, la que se alza cuando preguntamos, cuando gritamos en el viento. ¿Quién soy yo?."

León Felipe



Un medio día triste (Pincha aquí para escuchar la canción)







Mi Corazón No Es Más Grande Que El Mundo

No, mi corazón no es más grande que el mundo.
Es mucho más pequeño.
En él no caben ni mis dolores.
Por eso me gusta tanto contarme a mí mismo
por eso me desvisto, por eso me grito,
por eso frecuento los diarios,
me expongo crudamente en las librerías:
necesito de todos.
Sí, mi corazón es muy pequeño.
Sólo ahora veo que en él caben los hombres.
Los hombres están aquí afuera, están en la calle.
La calle es enorme. Más grande, mucho más grande
de lo que yo esperaba.
Mas en la calle tampoco caben todos los hombres.
La calle es más pequeña que el mundo.
El mundo es grande.
Tú sabes como es grande el mundo.
Conoces los navíos que llevan petróleo y libros, carne y algodón.
Viste los diferentes colores de los hombres,
los diferentes dolores de los hombres,
sabes cómo es difícil sufrir todo eso, amontonar todo eso
en un solo pecho de hombre... sin que estalle.
Cierra los ojos y olvida.
Escucha el agua en los vidrios tan calmada. No anuncia nada.
Sin embargo, se escurre en las manos,
¡tan calmada! va inundando todo...
¿Renacerán las ciudades sumergidas?
¿Los hombres sumergidos -volverán?
Mi corazón no sabe.
Estúpido, ridículo y frágil es mi corazón.
Sólo ahora descubro cómo es triste ignorar ciertas cosas.
(En la soledad de individuo
desaprendí el lenguaje
con que los hombres se comunican).
Otrora escuché a los ángeles, las sonatas, los poemas,
las confesiones patéticas.
Nunca escuché voz de gente. En verdad soy muy pobre.
Otrora viajé por países imaginarios, fáciles de habitar,
islas sin problemas, no obstante exhaustivas
y convocando al suicidio.
Mis amigos se fueron a las islas.
Las islas pierden al hombre.
Sin embargo algunos se salvaron y trajeron la noticia
de que el mundo, el gran mundo está creciendo todos los días,
entre el fuego y el amor.
Entonces, mi corazón también puede crecer.
Entre el amor y el fuego,
entre la vida y el fuego,
mi corazón crece diez metros y explota.
-¡Oh vida futura! nosotros te crearemos.

Carlos Drummond de Andrade

miércoles, 31 de octubre de 2012

Mis muertos, tan míos, tan nuestros


TESTAMENTO 
Habiendo llegado al tiempo en que 
la penumbra ya no me consuela más 
y me apocan los presagios pequeños; 

habiendo llegado a este tiempo; 

y como las heces del café 
abren de pronto ahora para mí
sus redondas bocas amargas; 

habiendo llegado a este tiempo; 

y perdida ya toda esperanza de 
algún merecido ascenso, de 
ver el manar sereno de la sombra; 

y no poseyendo más que este tiempo; 

no poseyendo más, en fin, 
que mi memoria de las noches y 
su vibrante delicadeza enorme; 

no poseyendo más 
entre cielo y tierra que 
mi memoria, que este tiempo; 

decido hacer mi testamento. 

Es este: 
les dejo 

el tiempo, todo el tiempo. 


Eliseo Diego


martes, 30 de octubre de 2012

Cartas de navegación 12




El gran simpático

La realidad es una broma que ya me está poniendo
nervioso.
Un armario con un payaso encerrado.
No hay tiempo para hacernos guiños con los ojos,
el asunto es grave, pesado:
Todo hombre come un plato diario de confusión,
las manos se desesperan en los cabellos,
el alma se vuelve espalda.
Huele a nocaut, a cuerpo amarrado al quirófano
y el dolor, cara de serio, es un charlatán.
La realidad es un teléfono timbrando,
un telegrama de certezas muy cortas.
¡ Ojo picudo!
la risa nos puede traicionar.

Ricardo Castillo


"Exquisito cadáver" Gerardo Enciso  (Pincha aquí para escuchar canción)



...¿De quién son mis antiguos pies?
¿a quién sabe este sudor
que mis labios beben?
aceptemos que el tiempo es una máscara
de múltiples cabellos
y que estamos en otra parte
donde los muertos olvidan sus amores y sus miedos
donde los muertos se acostumbran a la penumbra
donde el corazón es el espacio entero y el mundo gira
            al revés.

Ricardo Castillo

Mi corazón merecuerda que he de llorar -Voz: Lila Downs-Poema: Jaime Sabines