jueves, 6 de marzo de 2008

I of my

La pequeña muerte
E. Galeano

No nos da risa el amor cuando llega a lo más hondo de su viaje, a lo más alto de su vuelo: en lo más hondo, en lo más alto, nos arranca gemidos y quejidos, voces de dolor, aunque sea jubiloso dolor, lo que pensándolo bien nada tiene de raro, por que nacer es una alegría que duele. Pequeña muerte, llaman en Francia a la culminación del abrazo, que rompiéndonos nos encuentra y acabándonos nos empieza, Pequeña muerte, la llaman; pero grande, muy grande ha de ser, si matándonos nos nace.


La noche 1
No consigo dormir. Tengo una mujer atravesada entre los párpados. Si pudiera, le diría que se vaya; pero tengo una mujer atravesada en la garganta.
E. Galeano

Retírate dentro de ti, sobre todo cuando necesites compañía.
Epicuro

La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida.
Miguel de Cervantes Saavedra

El que no imagina es como el que no suda; almacena veneno.
Truman Capote

Si sostienes un espejo frente al rostro de los demás, asegúrate de que refleje de ambos lados.
Daniel Seeberger

3 comentarios:

rata parda dijo...

tan chiras... mis favoritas las últimas 2

Anónimo dijo...

Noé, eso es lo que yo digo, ¡libera el veneno!

Noé dijo...

Hola anonimo, no sé quien seas pero por eso digo yo, que para soltar veneno es mejor dar la cara, por eso siempre digo lo que digo a quien sea de frente y no en el anonimato