jueves, 15 de octubre de 2009

Tiempos oscuros, tiempos de Radio Calle

Ante los hechos, inaceptables y difíciles de explicar por que hay que apelar a la memoria histórica, esa conciencia que mata la televisión, la radio y la prensa escrita dedicada a alimentar los sueños de oropel, la mentira, la humillación y las aspiraciones imposibles vendiéndolas como información. Un grupo de potentados y reaccionarios que controlan el gobierno federal, han hecho de la mentira su discurso, de la mando dura su forma de tomar las decisiones, de la burla a la inteligencia humana política de Estado, es inaceptable quedarse a la expectativa viendo solamente pasar los hechos como se van sucediendo.

Y apelando a esa memoria digo, con el hecho de desaparecer por decreto presidencial la compañía de Luz y Fuerza del Centro (LyFC) y dejar sin empleo a más de 40 mil trabajadores, una empresa del Estado, con mayúsculas, porque no es propiedad de gobierno alguno y mucho menos de sindicato alguno, una compañía que fue pilar del Estado, en ocasiones ejemplo del sindicalismo, en ocasiones ejemplo de malos manejos, no mayores al sindicato de PEMEX, del SNTE, del Sitatyr o los de la CTM, pero el hecho es un duro golpe a la izquierda.

La derecha en el gobierno apela a las prestaciones laborales de los trabajadores como privilegios, que la empresa no era redituable, que se hacía un subsidio de 40 mil millones, apela al malestar ciudadano, no bien ubicado por que existen dos compañías, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que atiende a la mayoría del país y que controla el gobierno con un director a modo, sin sindicato y la misma LyFC, que tenía un sindicato independiente y aliado a las diversas izquierdas nacionales y locales.

Cabe recordar que, no existe en México ningún antecedente positivo que indique que las cosas van a ser mejor, Telmex se desfalcó y se vendió a Carlos Slim, el millonario por excelencia de México, cuando Imevisión, ahora TV Azteca, se desfalcó, se digitalizó con inversión pública y se vendió a Ricardo Salinas, otro millonario de magazín; recientemente cuando se vendió Mexicana de aviación prácticamente se abarató y se le concedió a uno de los empresarios, nuevos ricos, aliado a Vicente Fox, la otra es la venta de Aeromexico a Citygroup, encabezado por los empresarios aliados de Felipe Calderón que encabezaron la campaña de desprestigio en medio en contra de AMLO, en todos esos casos no ha existido ningún beneficio para los mexicanos, si a caso, para las familias y amigos de estos potentados que hoy aplauden el cierre de LyFC.

Otro tema a destacar y que presento como preguntas son ¿si en el contexto nacional donde cada día se pierden fuentes de empleo y cientos de trabajadores quedan sin fuente de trabajo, responsabilidad de una crisis generada por malos manejos internacionales y nacionales de esos mismos empresarios globales, por qué dejar sin empleo a miles de trabajadores, y más aún, de un sólo golpe, si no tienen opciones para reincorporarse a las fuentes productivas? ¿por que ante una crisis, que dicen obliga a cobrar más impuestos por que no hay recursos para inversión pública productiva, y con la medida de cierre de LyFC se toman 20 mil millones para liquidar a los miles de trabajadores que se lanzaron a la calle por capricho presidencial y empresarial, sin tocar a los directivos y secrearios de Estado?

Otra cosa a destacar es lo que afirma la copia fiel de Álvaro Uribe en México, que no existen apagones de luz por la medida tomada el sábado por la noche, mientras mis amigos, compañeros y muchos mexicanos denuncian que están sin luz desde ese día o se quedaron sin ella en los días subsecuentes. Dice, quien dictatorialmente toma decisiones, que la CFE tomará el control de los servicios y cobros de luz que tenía bajo su mandato LyFC, cuando en todos los estados del país se denuncia a esta empresa por cobros indebidos y mal servicio, en Chiapas solamente el movimiento de resistencia a las altas tarifas, injustificadas todas, tiene más de 15 años en lucha, de hecho ya es un movimiento nacional que el Sindicato Mexicano de Electricistas, SME, apoyaba.

Quien hoy es presidente a la colombiana, afirma que se subsidiaba a los trabajadores sindicalizados del SME con 40 mil millones, cuando en los hechos esos millones eran de subsidio al consumo y no al sindicato. Dicen sus colaboradores, todos con el mismo fenotipo, si a caso los gordos que sólo en eso se diferencian, que el sindicalismo es un mal con el que hay que acabar, pero no tocan a los líderes sindicales demandados ante las instancias de "injusticia" de desfalco, malversación de recursos, también públicos, de mafia, de asesinatos a opositores, es decir, denuncias mucho más graves que las que se pudieran encontrar en el SME, a esos no se tocan ni tocarán por que le han dado votos al partido en el gobierno.

Dicen también que ese subsidio que hoy no se dará a LyFC se irá a los más de 40 millones de pobre, cosa más falsa no puede haber, por que justamente con los dos gobiernos panistas, los pobres en México han aumentado dramáticamente, el desempleo sigue creciendo sin parar, los créditos bancarios no se pagan por falta de empleo de los deudores, el campo se muere de hambre, y como decía, lo mismo se dijo de Telmex, de Imevisión, de Mexicana, Aeromexico y hasta el día de hoy nada ha sucedido en beneficio de los pobres, o serán "los pobres ricos"?

En ese marco de mentiras tras mentiras, nace Radio Calle o Radio K Y, otra señal, otra cultura, otra forma de consumir. Radio Calle está en la casa, en su casa, su espacio, donde el espacio sólo es público si lo hacemos nuestro, Radio Calle está donde quiera que se haga fuego, circo, maroma y teatro, donde se cante y se cuente, en alguna esquina o en movimiento, ahí estará Radio Calle resistiendo.

No hay comentarios: