viernes, 8 de enero de 2010

A palabras necias, oídos solo...

Sí, la maravilla es tan pequeña como una semilla en la ciudad

Platicando con Sietesoles, me dijo: Uno sólo puede jugar a ser uno..

...y hay veces que nos toca bailar con la más fea, o en su caso, besar lo que aiga...

Si la vida te da palos, ¡¡pateale el trasero!!

Historias mínima
Cuentan en el pueblo que Rogaciano nunca tuvo que rogarle a nadie...

De pronto sentí que otros pasos venían tras de nosotros

Sólo soy una sombra que suele rodar por el suelo

No hay comentarios: