viernes, 31 de agosto de 2012

Cartas de navegación 7



Canto a mi mismo

Un día moriré, no cabe duda.
Marcharé con mis trapos a otra parte.
Un soneto tal vez, fechado en Marte,
dirá que estuve: fui poesía cruda.

Por mis huellas sabrán que sin ayuda,
Sin un mínimo gesto y sin alarde,
de un sorbo me bebí toda la tarde
y mi lengua jamás se quedó muda.

Solitario quizá, no pesimista,
un poco soñador, serio, cansado,
con una buena dosis de anarquista:
dirán mis biógrafos austeramente.

Amó con furia, no lloró el pasado
y se fue de este mundo simplemente.


Jaime Suárez Quemain



No hay comentarios: