sábado, 22 de diciembre de 2007

Balance anual 2007...sin rueda de prensa

Hola amigas y amigos, pues ya se acaba el año y yo sigo con las mismas cosas, sigo creyendo que podemos cambiar nosotros en lo individual y al mundo, que la injusticia puede ser desterrada y transformarla en justicia, que la dignidad humana hay que rescatarla y defenderla, que la impunidad se quedará atrás con el trabajo y compromiso de mujeres y hombres por el bien común y la verdad.
Este año ha sido de grandes desencuentros y de encuentros, de crecimiento personal y profesional, este espacio que se ha mantenido gracias a mi "taurino" signo, soy lento pero seguro, cosa que mucha gente no comprende se desespera y se aleja, pero haya ellos y ellas, que fue un año de televisión y hacer video con el claro compromiso social al cual debo una buena parte de mi esfuerzo profesional y personal.
Un año de desiluciones de la izquierda y sus aparatos institucionales, pero la utopía sigue ahí, fuera de las izquierdas corporativas, de mesianicos líderez, de purismos trasnochados, de oenegenismos utilitarios, la utopía sigue ahí en la gente de a pie, de esa que no cobra por el pan y la tortilla de cada día, de los que se resisten a perder la dignidad, de los que construyen redes reales de solidaridad sin que reciban un peso por su hacer, sino la satisfacción de hacer lo correcto, de hablar con la verdad, de actuar por la justicia que no llega pero se acerca.
Está en esa gente de tierra, de maíz, de olor a fuego, de sudor de sal, y uno sigue ahí, creyendo como siempre en que ahí toca hacer muchas cosas; este país se mueve mucho, su gente se esta transformando, y hay infames que todavía te hablan del surrealismo mexicano, tontos impertinentes que sólo ven su clasemedierismo inútil y trepador.
El 2008 promete mucha acción social, quizá no los grandes cambios pero sí un gran movimiento de izquierda social, no la izquierda que hoy vive dividida por intereses personales o de grupo, no ven que se vende el petróleo, patrimonio de todas y todos, no de una izquierda simpática y con amistades mundiales o una izquierda reformista; que la gente ya no aguanta mucho más en este país dividido entre pobres y ricos, entre empresarios y trabajadores, entre campesinos y agroindustrias gringas; entre sur y norte, entre panistas-priístas y los que restan, entre cínicos y gente honesta.
Este año 2007 en lo personal pues fue un buen año, hubo sueños prestados que se tuvieron que dejar atrás por ser sueños ajenos, y el retomar el sueño verdadero, el de uno pues, fue un año de ilusiones y descepciones, de reencuentro con amigas y amigos entrañables, poner kilómetros de distancia pero no olvido a otras tantas amistades entrañables, de duelos por los que se nos adelantaron (Andrés y Fernando) pero dejaron su semilla en mi corazón, fue un año que reconfirma que lo que no este hecho por mi mismo no se lo puedo confiar a nadie más, pues el alguien más no alcanza a ver ni entender al alguien que le delega.
Año de crecimiento, de nuevas amistades, de nuevos logros, de nueva casa, de nuevo look, de certezas interiores, de deseos profundos y de grandes espectativas que se volvieron polvo por ser espectativas, de rencuentro con el polvo y lo efimero, con lo trascendente y lo descendente, de noches largas y de días brillantes, de grandes fotos y de pésimas impresiones, de ver al mundo y a mi país desde una nueva trinchera como con un "gran angular", de ver desde las montañas del sureste y desde las del defe, de dejar hábitos, de tomar nuevos.
2007 ha sido un año de crecimiento, de inicio de década y de dejar las ilusiones por las realidades, de amores verdaderos y de amores perros; año de luz y sombra, de retrete y campo abierto.
A todas y todos quienes me han acompañado en este año, gracias, a quienes se han apeado, gracias, a quienes se me han adelantado, gracias, a quienes siguen ahí luchando dignamente, gracias por su enseñanza, a quienes son referente, gracias, a quienes no han quitado su mano cuando me tropieso, gracias, a quienes la han quitado, gracias por que no me servía de nada, a mi grupo de trabajo en estos meses de aterrizaje en DF, gracias que he aprendido mucho de ellas y ellos, a quienes nunca guardaron silencio cuando lo necesitaba, gracias por su necedad, a quienes me regalaron su palabra cuando sin pedirlo lo pedía, gracias, a todas y todos gracias por estar ahí y allá, y por que los llevo en mi corazón siempre....
En fin, un buen año como todos los anteriores, y el Electrón Inestable se despide por este 2007 para darle la bienvenida al 2008 como en los últimos varios años, trabajándo y aprendiendo, creando y recreando la realidad en la que se mueve, y si puedo echado unos días en la arena y bajo el sol para recobrar fuerzas gastadas en sainetes y esfuerzos honestos...ya me despido del 2007 en el blog con el fondo de David Bowie "Changes" y hasta el próximo 2008.


No hay comentarios: