martes, 8 de abril de 2008

Aniversario del Electrón...2a. parte

Quieres que te diga lo que quieres escuchar, o vas a escuchar lo que te quiero decir…
Kevin Johansen

Como les decía en el post anterior, abril es mes de celebración, por el aniversario del Electrón inestable y por el amor de mi vida, pa´l segundo hay su espacio y tiempo, pa´l primero éste mero es su lugar y su espacio y su time… Time is on my side. (Yes, it is!), como decían las piedras rodantes, no las de Bob Dylan que ahora cierra zócalos zacatecanos, corre parroquianos de hoteles, se niega a los asiduos obreros de la foto y desdeña fans, esa turba de inútiles necesitados de fe en lo que sea, hasta en Bob Dylan, que ya encontró la respuesta, y no estaba en el viento, sino en el verdoso dólar.


Parecía como si sólo hubiese dos elecciones: vivir dentro de la carrera de atropellos o ser un marginado hundido.

Charles Bukowski


Al cumplir su primer año el Electrón se puso nostálgico y recuerda su pasado, le ha tocado vivir una vida intensa e insana, o al revés convexo, se recuerda que todo cambió (otra vez hagan como en las películas, flash back y ahora en sepia por que así recuerda al archivo Casa Sola), que cuando tomó su primera cámara de video le toco un evento extraordinario, bueno para la historia y para aquellas personas que sí piensan que la historia es importante, no pa´los vividores sólo del presente; pues bien le tocó grabar por primera vez con una cámarota de esas de formato VHS, la presencia de los comandantes salvadoreños de las FMLN – para lo que no tienen ni puta idea era el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional- quienes estuvieron en lo que se llamaría la plaza Solidaridad, what!!!!!


Los comanches se presentaron en el lugar, bautizado por Carlos Salinas en honor (sic desconcertada) a los apachurrados del temblor en el olvidado hotel Regis; quienes acudieron al llamado de la sociedad civil después de firmar los acuerdos de paz en el famoso castillo de Chapultepec – famoso por Nezahualcoyotl, el rey poeta que tenía sus baños de poca madre en el cerrito aquel; luego por los niños héroes (sic que dudosa piensa que hayan sido héroes y no meras víctimas trágicas de la cobardía), luego por que ahí reinaba Maximiliano, el barboncito que impuso como emperador Napoleón III, al que se echo al plato en el cerro de las campanas el tan traído y llevado Benito Juárez; luego por que ahí por el año de 1914 los alemanes, nada pendejos, pusieron su radio transmisor para intervenir las comunicaciones gringas en plena 1ª. Guerra mundial, que de mundial no tuvo mucho, pues sólo la hicieron los occidentales norteños, esos que tanto presumen de civilizados, y que uno que otro paísillo le entró a la masacre por mero pinchi gusto, por que no ganaron nada, y ya por último por que Vicente Fox lo usaba de salón de fiestas y cumpleaños.

El caso es que ahí fue su primer diente, o sea, su primer grabación en la que también pudo capturar en cinta magnética a Don Sergio Méndez Arceo, padre de la teología de la liberación en México, en su última presentación pública antes de fallecer. Ya entrado en nostalgia y con ánimo de regresar al presente, el Electrón recuerda que después se fue a la llamada Caravana por la democracia, caminata asoleada y ruda que encabezara un viejo nuevo conocido de la arena política, Andrés Manuel López Obrador, decía ya desde entonces que por el fraude electoral en Tabasco, en donde se presento como candidato a gobernador por el entonces bebecito del PRD, no sabíamos que iba a crecer y se iba a convertir en criadero de marranos.



Y ahora que nos trae al presente el Peje, pues el Electrón se piensa afortunado, hijo de su época, nada halagüeña, pero que le ha tocado ver y estar de cerca en la historia contemporánea, queriendo y no se ha metido a tope pa´ que no le cuenten dice, sino pa´ ver de cerca los toros; muchas de las experiencias han terminado no en decepción de los grandes movimientos sociales que del 85 a la fecha tiene memoria, sino de los líderes que han pasado de un lado al otro con mortal desenfado, y nosotros que les creímos tanto, diría la sic monsivasiana, así es, pues a su llegada del sureste tiernamente iracundo, el Electrón le entró con la convicción que siempre le caracteriza, a hacer televisión en resistencia, dirá el Electrón para darle cache al trauma.

Los últimos meses en aquel sureste retórico y encapuchado, rico y pobre a la vez, lugar de migración de víctimas de la modernidad y la globalización, de búsqueda de sentido de su jodida vida clase mediera para trepar al siguiente escalón, como hacen las enredaderas, el Electrón vivió momentos de enorme e infinita tristeza, de bulliciosa creatividad y sentido humano, ilusiones que por ser eso se cayeron una vez puestas en el terreno de la realidad, tendedero de las almas jubilosas y de una que otra fotografía chida.

In this proud land we grew up strong

we were wanted all along

I was taught to fight, taught to win
I never thought I could fail
No fight left or so it seems

I am a man whose dreams have all deserted
I've changed my face, I've changed my name

but no one wants you when you lose
(Peter Gabriel & Kate Bush)



En esa época nació el Electrón, víctima de la necesidad de decir con propia voz, con propio ojo, con propia mano, con propio oído, sin censura, sólo autocensura…aquel que no se haya censurado que aviente su mejor artículo, dirá el Electrón desde su perfil periodístico. También en medio de un amor perro que le mordió hasta el alma, si es que ello existe, pero según el Electrón se sintió como si de verdad tuviera alma; en medio y por medio de eso nace éste blog que ahora usted está leyendo y viendo, no escuchando por que falta encontrar el mecanismo pa´ ponerle música de fondo…pero haga de cuenta que ahí esta Fito Paez cantando: me gusta estar al lado del camino, fumando el humo mientras todo pasa, me gusta abrir los ojos y estar vivo, tener que vérmelas con la resaca, entonces navegar se hace preciso, en barcos que se estrellan en la nada, vivir atormentado es sentido, creo que esto sí es la parte más pesada….

En éste año, como ya les decía, han pasado tantas cosas y tantos casos, alebrijes y arrumacos, que le han dado sentido a éste espacio de irreverencia, de formalidad no premeditada, de llanto en silencio y a gritos; se han salido por las manos tantas palabras que seguro algún día habrá alguien que se las recuerde y lo condene por ello, de los ojos se han salido tantas imágenes que también alguien le condenará a la ceguera por fotógrafo chafa…el Electrón piensa que seguro el blog terminará en el lugar de las cosas inútiles, donde se arrumban los amores cobardes, los poemas no escritos ni dichos, las verdades no dichas por la bendita diplomacia, las fotografías nunca tomadas, las ediciones tantas veces platicadas y nunca terminadas, las obras maestras que jamás fueron pintadas, las lágrimas frustradas y la rabia contenida.

El Electrón con todo, tiene ánimo de celebrar su primer aniversario, agradeciendo a los cientos de visitantes a éste sitio, que hoy se mueve entre “peseros” conducidos por asesinos sin licencia; en el tumulto de los que no se han podido salir del efecto invernadero, no por falta de ganas sino de oportunidades; entre la calle adoquinada y los palacios barrocos; entre el lujurioso metrobus que corre como burgués en su exclusivo carril; el claustrofóbico metro que corre cual kilométrico ataúd con sus muertos en vida. El modo más cómodo de conocer una ciudad es averiguar cómo se trabaja en ella, cómo se ama y cómo se muere, dice Alber Camus



En éste año bisiesto, el Electrón cumple su primer año, dirán algunos, y que cumpla muchos más. Pero no es fácil mantenerse en este viaje, mantenerse con coraje, lejos de la transa y la prostitución…versión original no la Víctor Manuel y mucho menos la del Nicho Hinojosa, de lamentable memoria. Cuesta mantener un espacio en el que en veces las ideas no salen, se atoran por cualquier cosa, por exceso de trabajo, por mera güeva, por que los cinco minutos de pendejes se alargan como el tiempo maya, por que el diario lo mete a uno en la esquizofrenia del análisis, ese que practican con indiscreta eficiencia muchas oeneges, por que hay que investigar, hay que editar lo grabado, hacer la foto, pensarla, editarla y luego treparla a la primera oportunidad que uno tiene de Internet; ese invento del capitalismo que más temprano que tarde nos cobrará factura.

Durante éste año de vida al Electrón le han dado ganas de “tirar la toalla” y abandonar el proyecto, pero se acuerda de los consejos de su abuela: Siempre llega al final, manque te pese, pero recuerda que no siempre los principios te ayudan a llegar a ver el final de las cosas; eso decía la abuela imaginaria, por que le neta el Electrón no tuvo abuela, pero siempre ha tenido la perversión de citarla por que dice que le habla, una su abuela imaginaria. El caso es que mantener un blog ha costado horas de pensar, horas de no pensar, horas nalga y hasta dolores en la mano por tanto usar el “mouse” haciendo clic acá y allá.


En el año de vida del Electrón se ha hablado del aborto, de los intentos de colectivizar a los siempre egocéntricos documentalistas; de putas caras que caminan por pasarelas en televisión para obtener un titulo de Misses; de la Otra campaña que no es otra, es la misma desde la CND en 1994; de la Convención Nacional Democrática que de democrática no tiene nada; de la Guerra contra el narco en México, que de guerra sólo tiene a las víctimas y las ganancias millonarias pa´ las empresas que la promueven; del amor, motor inagotable de suicidas y fracasos, Nada hay que ocupe y ate más el corazón que el amor. Por eso, cuando no dispone de armas para gobernarse, el alma se hunde por el amor en la más honda de las ruinas; dice Humberto Eco. Se ha escrito de la atracción morbosa que tienen los gringos por las armas y de ver gente morir; de las inagotables transas de banqueros que se enriquecen en éste país gracias a la impunidad que les confiere el sistema y sus súbditos, la clase política o el sequito de enanos con fuero; y de la esperanza, esa niña que se viste de verde y que sonríe cual si fuera algo por lo que vale la pena morirse en el intento.

Mapamundi 1

El sistema:
Con una mano roba lo que con otra presta.
Sus víctimas:
Cuanto más pagan, más deben
Cuanto más reciben, menos tienen
Cuanto más venden, menos cobran
Eduardo Galeano



El Electrón no ha evitado hablar de sí mismo, en voz propia, con crónica chafa, mal escrita, mal articulada y con sus inevitables errores de sintaxis; con las palabras de otros que escriben mejor que el que esto escribe; el blog ha sido y seguirá siendo un espacio propio con invitación a intervenir, ya se ha dicho que se aceptan opiniones, comentarios, sugerencias, aportes y sus respectivos etcéteras. El blog es un espacio de creación, recreación y reacción, quien lo administra se da el permiso de hablar de lo que se le venga en gana y hasta de lo que se le ocurra a otros; el Electrón es una tierna furia; un fresa disfrazado de irreverente; un emo que a pedido prestada su imagen de los programas de televisión de video clips; una manual de auto ayuda; un socarrón cursí; El Electrón publica y vive como dice Milan Kundera: …lo vive todo a la primera y sin preparación. Como si un actor representase su obra sin ningún tipo de ensayo.

Al Electrón inestable se le conoce como se le conoce al asesino de Huberto Eco, quien afirma que: En todo crimen que se comete para apoderarse de un objeto, la naturaleza del objeto debiera proporcionar una idea, por pálida que fuese, de la naturaleza del asesino. Por eso celebramos su dicha, su aniversario, por que a pesar de todo sigue pa´ lante, por que en éste breve largo año ha “parido” más de una vez, se ha emocionado constantemente, se ha ilusionado con cada nueva idea, con cada partitura descubierta, con esa idea de que volver es una forma de llegar, le entra la depresión posparto con la idea de que partir es una forma de morir.


Así que de pronto ante tanta confusión, una buena infusión, un bailongo con la flaca, pasito de danzón pa´l corazón, botellas de jerez pa´l enroque de ajedrez, un tingo li lingo pa´ sus pasitos de primer añero. El Electrón esta de fiesta y manteles largos por su aniversario, por que por delante queda la certeza de que El vientre del tiempo guarda muchos sucesos que pronto verán la luz. El Electrón no se siente flaco del corazón, y aunque de pronto su imaginación no da pa´ tanto, tiene tinta para rato, photo shop hasta la versión 9 y las que vengan; Final Cut pa´ l entremés y un oximoron, pa´ desdecirse en voz propia, en singular y no en plural.

El Electrón es de lento pensamiento por que como bien dice Marguerite Yourcenar: Nada es más lento que el verdadero nacimiento de un hombre. Así que en éste su primer aniversario no le ha dado gana de hablar de otra cosa más que de sí mismo. El Electrón piensa que Se nace siempre bajo el signo equivocado y vivir con dignidad significa corregir día a día el propio horóscopo. Para eso forma parte éste blog, pa´ cambiar el horóscopo y sus predicciones chafas, pero que consulta todos los días antes de dar un paso fuera de su cubil.



En el año de vida del Electrón, la fotografía es una de sus mejores herramientas para decir sin habla, gritar sin hacer mucho estrépito; el video es otra herramienta, que mejor habla quien escucha que quien pretende verdades todo el tiempo, a veces se descubre pensando el Electrón sin que esto quiera decir que así mero hace en éste blog. Las imágenes pueden ser o no arte ¿qué hace al arte? ¿el artista? ¿el sentido de la obra? ¿la obra y su técnica? Son imágenes y nada más, son edición de una parte de la vida de quien creció con el cine, los dibujos animados, los diarios nacionales, las series de televisión y las telenovelas lacrimosas; las imágenes del blog son parte de ese calidoscopio en el que vivimos todos sin querer, ahora le llamamos contaminación visual.

El Electrón, haciendo uso de su ego, piensa luego de vivir tantos desencuentros con personas pragmáticas que El hombre honesto y sensato dice lo que siente y el hombre práctico lo escucha y luego se lo come. Bajo riesgo de ser devorado por los cibernautas siempre más cultos, más informados, mejor instruidos en las aulas de la escuela pública y la privada, insistiremos en seguir publicando ha sabiendas de que no hay vuelta para atrás, como dice un proverbio chino, Hay tres cosas que nunca vuelven atrás. La palabra pronunciada, la flecha lanzada y la oportunidad perdida.



En este año de luz y sombra, en éste post de nostálgica memoria, el Electrón sintetiza con Walt Whitman que La vida es desierto y es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en los protagonistas de nuestra propia historia. Así las cosas, damos paso al segundo año con Electrón inestable para rato, en el ruedo y apuntado a las cornadas que vengan, que de sus ojos y sus manos saldrán más horas de insomnio y recreación…aquí había pensado en agradecimientos, pero es como mucho decirle a la Canon, a Machintosh y a otras tantas marcas trasnacionales que sin ellas no existiría Electrón, seguro que aunque fuera en mimeógrafo estaría publicando…

Imagen: Doktor Lakra

Y ya por último en éste segundo post de aniversario el Electrón sugiere a los cibernautas: Si se trata a cada cual como se merece ¿quién podría eludir una paliza? Tratad a cada uno como corresponda a vuestro honor y a vuestra dignidad: mientras menos merezcan, tanto más valdrán vuestros agasajos. William Shakespeare

PD: El Electrón queda pensando en ésta idea de Carlos Fuentes: No importa con quién te acuestas, sino en quién confías y a quién le mientes (sic que desconcertada piensa que es un final que no huele a final)…

Continuara?…..

2 comentarios:

Fenrisar dijo...

See Please Here

Marina dijo...

Marina haciéndola de Kate Bush:

Don’t give up
’cos you have friends
Don’t give up
You’re not beaten yet
Don’t give up
I know you can make it good